Reflexión sobre la igualdad efectiva en el deporte

Hoy, domingo noche, iniciamos sección de entrevistas con nuestra Técnica Deportiva, Marta Guzmán. Aprovechamos que hoy es #27M, para conocer las reflexiones de Marta sobre la igualdad efectiva entre hombres y mujeres en el mundo del deporte.

Pregunta: El tiempo pasa rápido y, parece que fuera ayer cuando diste el pistoletazo de salida a Match Gestión Deportiva. Desde dentro, ¿Qué valores quieres promover con vuestros servicios deportivos?

Respuesta: Hay tres valores fundamentales que buscamos en nuestras actuaciones y creo que son los pilares de Match. Por un lado, la profesionalización de los servicios donde buscamos no dejar cabos sueltos y trabajamos de forma cercana fomentando siempre la tranquilidad y confianza en los clientes. La dinamización de los espacios y actividades deportivas, donde damos valor añadido al servicio y trabajamos ese toque personal que nos caracteriza. Y, por último, llevar a cabo la responsabilidad, como monitoras, educadores y como empresa que comunica a través de RR.SS, de fomentar el respeto y la igualdad en todas nuestras acciones.

Actualmente nos encontramos trabajando en el desarrollo de un plan de igualdad en la empresa, algo que nos motiva mucho y queremos darle bombo para animar a todas las empresas deportivas a llevar a cabo.

P: Marta, si tuvieras que contarnos en 2 líneas tu experiencia deportiva.

R: El deporte me ha dado y me da la mejor experiencia que he vivido y la más enriquecedora. Gracias a ella hoy soy lo que soy y el deporte es como un brazo de mi cuerpo.

P: Desde siempre has estado relacionada al mundo del deporte. ¿Observas diferencia en la sociedad actual con respecto a la de tus inicios?

R: Por supuesto. La diferencia más destacable es que antes no teníamos referentes femeninos porque, entre otras, no había visibilidad de las deportistas profesionales y ahora sí, aunque no tengan el alcance del deporte masculino. Antes, cuando era pequeña y jugábamos a fútbol yo era Mendieta y mi primo era Raúl, o en baloncesto yo era Gasol y él era Calderón. Ahora, gracias a las RR.SS, algunos medios de comunicación y algunas empresas que apuesta por el deporte femenino, las niñas pueden decir que son Alexia Putellas, Anna Gómez o un sinfín de deportistas que ya son una realidad.

P: Seguro que tienes alguna anécdota que contactarnos sobre algún estereotipo de género que hayas vivido en primera persona.

R: Sí, claro. Cuando jugaba de pequeña en el patio del colegio a fútbol y los de mi clase me elegían de las primeras en su equipo, los demás decían cosas como: ¿Eliges a una chica? Y entonces había que justificar que yo era habilidosa y chutaba fuerte el balón. O también cuando jugaba con los chicos de mi clase, había alumnos del cole que me llamaban chicote o marimacho. Un clásico vaya… Y frases como: ¿No tienes amigas? ¿Y las chicas de tu edad? ¿No te pides muñecas para reyes?

P: ¿Crees que el deporte es uno de los ámbitos de la sociedad donde menos igualdad existe?

R: Bueno, es un campo que conozco y que todos los días somos testigos en los medios de comunicación del poco espacio en la sección deportiva que nos ofrecen a las mujeres. También se nos menosprecia en los diarios deportivos con titulares machistas y que poco tienen que ver con nuestras habilidades, nuestros logros o nuestro liderazgo.

P: ¿Qué crees que falta para conseguir esa igualdad efectiva entre hombres y mujeres en el deporte?

R: Igualdad salarial, el mismo espacio en los medios de comunicación y lo más importante de todo, la educación.

P: Creemos que afortunadamente los estereotipos sexistas están disminuyendo, pero todavía pueden haber niñxs que, por críticas, no decidan realizar ciertas acciones. ¿Qué consejos les darías a estos niñxs?

R: No sé si está disminuyendo de cara a la galería y a lo que nos quieren hacer creer, o realmente sí está disminuyendo de verdad. Yo los consejos que les puedo decir a las niñas y niños es que no se dejen influir por la opinión de los demás. Es muy importante escuchar a los demás para saber que existe la diversidad de opinión, pero más importante aún es crearse la opinión de uno mismo. De esta forma, si a un niño que recibe una educación en igualdad le sumas la inocencia con la que normalmente caracterizamos a los niños, no deberían generarse estereotipos y simplemente fluir como personas, sin distinción de género ni capacidades.

Marta un placer saber cómo piensas con este tema de tanta relevancia en la actualidad.

Match Gestión Deportiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.