¿Y por qué la educación física no?

¿Y por qué la educación física no?

Seguimos asegurando que la practica de actividad física y el movimiento del cuerpo humano resulta fundamental para una vida activa y saludable, se mire por donde se mire. Desgraciadamente, por la situación tan compleja que estamos atravesando, todavía más. Lo estamos viviendo en primera persona, después de semanas confinados, nuestro cuerpo ha salido hecho «polvo» a la calle.

Los profesionales del sector sentimos alivio porque la sociedad está comprobando que sin actividad física, deporte, ejercicio físico, gimnasia… como la queramos llamar, no se puede virir.

Tras esta pandemia Covid-19, para evitar precisamente el sedentarismo de la sociedad, las entidades publicas y privadas han trabajado en la activación de las personas desde sus casas, fundamentalmente a través de diferentes plataformas online. Por supuesto, este modelo de “clases virtuales” ha venido para quedarse. Esta pandemia pasará seguro. Además, nos ha dejado un pequeño avance del futuro; poder hacer actividad física cuándo, cómo y dónde quiera.

Análogamente a otros ámbitos, la tecnología nos ha servido en bandeja poder continuar con muchos aspectos de nuestra vida cotidiana pre-covid19. Por ejemplo: continuidad de muchos puestos de trabajo desde casa, reuniones familiares y de amig@s, docencia, consultas médicas, clases de teatro, etc.

Ahora bien, echamos en falta la que casi siempre sale perjudicada, nuestra educación física. Por desgracia, nadie tiene ninguna responsabilidad de la actual crisis que vivimos, pero hemos pasado de realizar 2 horas de educación física a 0. ¡Cuidado con esto!

No podemos permitirnos continuar de esta forma, sobre todo conociendo la importancia que tiene el movimiento en el desarrollo integral de niñ@s.

En los tiempos que vivimos toca reinventarse, y para ello, necesitamos a los maestr@s de educación física. Unos profesionales que tienen en su ADN la adaptación como gran virtud. Una sesión normal en el patio/gimnasio/aula puede llegar a ser muy muy complicada si no utilizas esa herramienta de trabajo que tenemos innata. Por ello, el hecho de realizar una sesión de webcam en casa no sería ningún problema.

Además, existe muchísimo contenido curricular válido para poder realizar cualquier sesión de manera no presencial. ¡Aprovechémoslo!

No es suficiente colocar al niñ@ delante de la plataforma online y que este realice repeticiones de los ejercicios. Tampoco que intente interpretar las clases desarrolladas en un blog. Nosotros creemos en la interacción y la sinergia entre el niñ@ y el maestr@ de educación física. Y si actualmente por la crisis que estamos atravesando, toca hacerla virtual, pues se hace. Acaso no hay repaso de ingles, de música, de matemáticas e incluso de teatro de manera telemática.

Por descontado nos preguntamos: ¿ Y por qué la educación física no?

Match Gestión Deportiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *